foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto5

Usuarios en línea

Hay 17 invitados y ningún miembro en línea

Formación

Login Form

Estadísticas

Usuarios
1
Artículos
23
Visitas del artículo
21637

Inicio

Declaraciones

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

LA ABSOLUCIÓN DE MILANI: UNA PROVOCACIÓN CONTRA LA LUCHA DE NUESTRO PUEBLO
Por Cali
 
El Tribunal Federal de la Rioja, una Provincia históricamente gobernada por el PJ, resolvió absolver al genocida Cesar Milani, ex jefe del ejército designado por el Kirchnerismo durante los años 2013 al 2015, de todos los cargos que pesaban sobre él, por el secuestro y torturas de Pedro Olivera y su hijo Ramón, hechos ocurridos en 1977, en plena dictadura militar, y ordeno su inmediata libertad.
 
El fallo, dictado 48 horas antes de las PASO, constituye una verdadera afrenta para todo el movimiento popular y la histórica lucha que sostenemos desde hace más de cuarenta años por memoria, verdad y justicia. Un fallo que merece una inmediata respuesta de repudio por el antecedente que establece teniendo en cuenta que aún Milani debe enfrentar dos juicios más, uno por el secuestro y desaparición del soldado Ledo, y otro por enriquecimiento ilícito durante su gestión al frente del ejército, enriquecimiento que entre otras cuestiones le permitió construirse una mansión, valuada en un millón y medio de dólares, en el barrio de la Horqueta, uno de los lugares más caros de San Isidro.
 
El secuestro y torturas por parte de un grupo de tareas encabezado por Milani, que en ese momento era subteniente en el batallón de Construcciones 141 de la Rioja, fué, como todos los que se produjeron en esa época, de una crueldad enorme. Pedro Olivera y su hijo, trabajaban en esos años en la Municipalidad de la Rioja. Pedro, el padre, fue sometido a torturas dos días seguidos. Durante las mismas sufrió un ataque cerebral, y Milani y su patota lo arrojaron en la calle, dejándolo abandonado frente a su casa. Pedro sobrevivió y falleció en 1999. Su hijo Ramón fue secuestrado unos días después.
 
En este caso, las pruebas contra Milani eran abrumadoras. A tal punto que la querella, la Fiscalía y hasta la impresentable Secretaría de DDHH de la Nación, pidieron una condena entre 18 y 20 años para los responsables de este delito de lesa humanidad. Al tribunal nada de esto le importo. No le importó que los Olivera denunciaran este hecho en el año 79, en plena dictadura. No les importó que la volvieran a ratificar en el año 84, y que esta misma denuncia figurara en el informe del “Nunca Más”. Al Kirchnerismo tampoco le importó cuando lo designó al frente del ejército y le asigno millones de pesos para armar un aparato de inteligencia paralelo.
 
Por eso ahora no nos puede llamar la atención el silencio que mantienen luego de defenderlo a capa y espada mientras lo sostuvieron al frente del ejército. La condena de Milani, representaba una condena a ellos mismos. Salvo la ya degradada Hebe de Bonafini que festejó la absolución de este genocida, hasta ahora, el resto guarda silencio. “Yo siempre creí en su inocencia” dijo. Evidentemente hay actitudes de las que no se vuelven. No se vuelve de la famosa foto con Milani publicada en la tapa de la revista de las Madres. No se vuelve de la corrupción de “Sueños Compartidos” junto a los Schoklender. No se vuelve, después de haber arrojado al barro la histórica lucha protagonizada en primera fila por ella misma, por el juicio y castigo a los genocidas de la última dictadura militar.
 
El fallo del tribunal, es sin lugar a dudas un fallo político que sienta un precedente peligroso, mientras se nos pretende entretener con las elecciones. Milani se siente protegido, y eso es lo que le permitió en su alegato final montar una verdadera provocación al decir que “Se lo persigue porque representa convicciones nacionalistas que eran el sueño de nuestros próceres”….”Que esto demora la reconciliación con el Pueblo”¡¡¡Este criminal y corrupto pretende compararse con San Martín, Belgrano y Moreno entre otros!!! No le permitiremos tal afrenta.
 
La lucha va a continuar, porque nosotros y muchos más NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS Y NO NOS RECONCILIAMOS.

 

Leer más: Declaraciones

Copyright 2019  Proletario.Org